+34 667744216

ENTREVISTA DIARIO DE HUELVA A JOSÉ LUIS ORTA (ZONA JL) 18-12-2017.  

(José Luis Camacho. Periodista)

…”Tenía ganas de reencontrarme con mi tocayo, José Luis Orta, pues nos une una amistad de 30 años pero últimamente no lo he visto y sé que anda metido en muchas historias, algo común en su vida, y es que desde siempre fue persona inquieta y con ganas de disfrutar en cada momento. Quedamos en el bar Suizo Chico, más de Huelva que un choco, pero es que es un sitio donde uno se encuentra como en casa, y allí nos damos un buen abrazo. Fiel a su Colacao, comenzamos a hablar y a ponernos al día. Nuestra amistad surge de la época dorada del Carnaval Colombino, donde JL (así le gusta que le llamen) salía en la murga independiente que tanta fama tuvo y tanto dieron que hablar por su calidad y su rebeldía. Desde entonces, solo en contadas ocasiones hemos coincidido, aunque nuestra amistad, estaba y está ahí. Y ya ha llovido, JL se colgó la toga como su abuelo y hasta hoy, “el mes que viene cumplo 25 años de Abogado”,- me dice y sonríe, “me encanta mi profesión, cada día es un mundo distinto”. Su hijo, JL jr ha comenzado a estudiar derecho, para que no se pierda la tradición familiar.

 

A este señor Letrado le gustan las causas complicadas, sobre todo los temas penales, y recuerdo haberlo visto infinidad de ocasiones en la tele a cuenta de los bebés robados. “Fuimos la provincia de España con mayor número de imputados en esa trama, tuve a médicos, ginecólogos, religiosos, etc.. desfilando acorralados en los Juzgados durante tres intensos años de dura pelea, pero al final la Audiencia Provincial me cortó las alas y declaró prescritos todos esos temas…, qué injusticia, el dolor de una madre que le roban un trozo de su alma no prescribe en la vida”, pero sé que está peleando en Madrid en el Congreso y en Estrasburgo para que la tortilla se dé la vuelta y pueda seguir manteniendo en jaque a tanto delincuente que circula por nuestras calles impunemente.

 

Mi tocayo es un pozo de vivencias que va desgranando poco a poco, pues es hombre de retos, de peleas, es muy recordado en esta Huelva chiquita por sus hazañas acuáticas,  y me cuenta que “el 30 de septiembre de 2009 cambió todo, cumplí el sueño de mi vida” y es que, ahí donde lo veo, con una espalda que le da más disgustos que cualquier cosa (tiene un 44% de minusvalía y varias vértebras selladas con titanio), ha sido el único onubense en cruzar a nado en solitario el Estrecho de Gibraltar, sí, el único. Ver su video en internet (basta escribir en google “cruce JL” ) nos hace valorar las dimensiones de tal heroicidad,  “hubo un momento, por la mitad del recorrido, que tenía debajo de mí casi 1 kilómetro de profundidad, imagínate la cantidad de bichos que me podía haber encontrado, sólo de pensarlo me da “canguelo” del bueno, pero como dice mi padre, no hay nada más atrevido que la ignorancia”.

De conversación amena y entrañable, me comenta que el deporte marca su vida. “Es mi pasión”, ha corrido maratones, ha nadado hasta aburrirse y ahora está enganchado con sus amigos de Isla Cristina al Kitesurf, “es algo que puede conmigo, necesito mi dosis de agua, el mar es mi medio natural, y si es en mi playa, Isla Cristina, pues mejor”.

 

Pero hay mucha tristeza en sus ojos cuando insiste en hablarme de su mujer, de Marga, que se la robaron hace ya tres años por un maldito cáncer de Colon. “Marga era mi equilibrio, el amor en toda su plenitud, no me hacía falta nada con ella pegaíta a mí, ahora tengo un enorme vacío y la vida es más gris, intento distraer mi cerebro con muchas cosas, pero al final del camino sólo está ella”. JL, estaba enamoradísimo de Marga, una bella mujer, por dentro y por fuera, que sigue en su memoria, y que saca a colación en muchos momentos de este encuentro, incluso me enseña una foto de ella.

 

Pero sabe que hay que seguir, y del llanto pasa a la sonrisa, su caudal de energía es ilimitado, “si hubiera nacido hoy día estaría diagnosticado de hiperactividad y medicado, menos mal que mi medicación es la vida”, ha aprendido a tocar la guitarra, cosa que le llena muchísimo, se ha comprado un piano, un cajón flamenco, una armónica… “sólo me falta una escalera y una cabra” dice entre risas, “la música, siempre”, otra pasión. La música amansa las fieras y a JL le viene muy bien para combatir a veces su hiperactividad.

 

Noto en la charla que la palabra PASIÓN es el pilar de su vida, todo gira en torno a sus sentimientos, “valoro a la gente creativa, la que regala cosas al mundo, una canción, una imagen, una pintura, una poesía… es lo que nos diferencia de otros seres vivos, el arte y la capacidad de comunicarnos, tengo mucho que dar y necesito expresarme de mil formas”

 

Y entonces me cuenta su “penúltimo” proyecto, la “ZONA JL”, (Facebook , web, youtube, twitter, instagram, etc…), un apartado de su vida que complementa con la abogacía y en la que se dedica como FREELANCE (independiente hasta que se muera) a realizar trabajos muy personales de vídeo y fotografía vinculados a actividades que le gusten, deporte, música, naturaleza, etc… y así lleva un año, y premio a su dedicación y trabajo le ha contratado una multinacional para cubrir el próximo marzo en la República Dominicana el Campeonato del mundo de Kitesurf, nada más y nada menos, lo cuenta con enorme ilusión “Se ve que gusta lo que hago, para mí es fácil, sólo hay que poner el corazón, el resto fluye …” Sin lugar a dudas, es una ilusión grande la de este hombre que tiene para contar hasta “jartarse”, con una vida intensa dedicada a sus dos “hobbys” preferidos, la abogacía y el captar imágenes imposibles en el deporte náutico en general.

 

Y lo dejo con su cabeza repleta de ideas, proyectos, alegrías y tristezas, una persona a la que las 24 horas del día le parecen escasas, que necesita expresar tanto que lleva dentro que, a veces, siente que necesitaría tres vidas para hacerlo. Seguro que pronto nos volverá a sorprender con una de las suyas…

Tocayo, ha sido toda una gozada echar un ratito tan agradable contigo, me ha dado cantidad de alegría poder rememorar tantas cosas que nos unieron y, cómo no, saber de tus inquietudes, que simplemente son para felicitarte y desearte la suerte que te mereces”

 


0

VISITAS PÁGINA

0

SEGUIDORES